Edición 378 Año 7; Chihuahua, Chih. México Fundador: Javier Salinas †, Gerente General: C.P. Irene Quintana

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jóvenes, digamos: No a la izquierda, No a su ciclo perverso.

Por Ricardo Huerta

Como joven partícipe de la política en México y conociendo la historia de la ideología de izquierda en este país, reconozco los peligros que representa el que ésta llegue al poder.

El descontento general de los jóvenes mexicanos ha provocado la incomprensión o, en su mayor parte, indiferencia hacia los temas relacionados con la política. Sumemos a esto la grave ignorancia acerca de las consecuencias del creciente desarrollo de movimientos protagonizados o solapados por la izquierda.

Casos como el de Venezuela sólo nos dejan ver un pequeño reflejo de lo que en realidad sucede en países donde los movimientos comunistas modernos se han instaurado, aprovechando la democracia como el medio idóneo para llegar al poder.

Es bien sabido que Venezuela no está pasando por un buen momento pero, ¿Realmente sabemos cuál es el fondo de sus problemas? Ya sea económica, social o política, la crisis que se vive en Venezuela es el frasco abierto de una dictadura instaurada e incubada desde la revolución bolivariana hace ya casi 20 años, con la victoria de Hugo Chávez.

Corresponde a una estrategia para comunizar América Latina, en la que México representa la joya de la corona, por sus recursos y posición geopolítica.

¿Qué buscan las personas que conforman organizaciones y partidos de izquierda? Supuestamente desean la liberalización de los pueblos, que todos tengan las condiciones justas y reguladas para vivir. Sin embargo, lo que realmente pretenden es mantenernos esperanzados en una igualdad social que nunca llegará y que, en el momento que consideren perfecto, arremeterán contra todo pensamiento diferente al de ellos.
Hace un par de días nos estremeció la noticia sobre la muerte de seis jóvenes, que en tan sólo 48 horas, perdieron la vida producto de las manifestaciones contra el gobierno de Maduro en Venezuela y siguen aumentando cada día. Aunque no son las únicas muertes qué lamentar, ni tampoco las que más destacadas numéricamente, nos dan muestra de lo que se puede avecinar si no tomamos en cuenta todas las similitudes entre aquel país y el nuestro, si llegase a ganar la izquierda en México en las próximas elecciones presidenciales.

No es un tema superficial para minimizarse. Se le debe tomar la máxima importancia pues, a diferencia de otros sectores de la población, los jóvenes seremos quienes más lamenten una decisión incorrecta en 2018, decisión cuyas consecuencias nos alcanzará por lo menos 30 años más.

Creo firmemente en que a través de una política basada en la democracia cristiana podremos tener el bienestar social que buscamos y aunque no es tan sencillo, daremos ejemplo a otros jóvenes al decirle “no” a los gobiernos de izquierda. Así, lograremos posicionarnos como un país pensante, con moral y con un modelo real y viable de gobierno.

Publicado el día MIÉRCOLES 12/Julio/2017


    Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales

    Curiosidades

    Empresarial

    Tecnología

    Deportes

    Espectáculos

    Interés

    Cartelera

    Local

    Nacional

    Internacional

MULTIMEDIA