Edición 348 Año 11; Chihuahua, Chih. México Fundador: Javier Salinas †, Gerente General: C.P. Irene Quintana

Las heces del pingüino producen gas de la risa (y no es broma)

Los pingüinos rey en la Antártida emiten tanto óxido nitroso, también conocido como «gas de la risa», en sus heces que los investigadores llegan a sentirse intoxicados al estar cerca de ellos

La vida de un pingüino rey, en la isla de Georgia del Sur, entre América del Sur y la Antártida, suele transcurrir masticando krill, calamares y pescado, alimentando a sus polluelos y, como consecuencia directa, produciendo «guano».

Los pingüinos rey forman colonias gigantescas cuando permanecen en la costa durante la temporada reproductiva. Así que, a menudo, la concentración de guano es enorme. Y ese guano libera grandes cantidades de lo que se conoce mejor como gas de la risa, según el estudio publicado en Science of the Total Environment , que incluyó análisis de laboratorio de muestras de suelo y guano.

“El guano de pingüino produce niveles significativamente altos de óxido nitroso alrededor de sus colonias. Las emisiones máximas son aproximadamente 100 veces más altas que en un campo danés recién fertilizado. Es realmente intenso, sobre todo porque el óxido nitroso es 300 veces más contaminante que el CO 2 ”, explica Bo Elberling, profesor del departamento de geociencias y gestión de recursos naturales de la Universidad de Copenhague.

«Además de ser una carga para el clima, el gas tiene un efecto muy similar al sedante que se usa en el consultorio del dentista», explica Elberling.

“Después de husmear en guano durante varias horas, uno se vuelve completamente loco»

“Después de husmear en guano durante varias horas, uno se vuelve completamente loco. Uno comienza a sentirse enfermo y a tener dolor de cabeza. Los pequeños cilindros de óxido nitroso que se ven en el interior y flotando alrededor de Copenhague no son rival para esta gran dosis, que resulta de una combinación de óxido nitroso con sulfuro de hidrógeno y otros gases «.

Los alimentos favoritos de los pingüinos son el pescado y el krill, los cuales contienen grandes cantidades de nitrógeno absorbido del fitoplancton en el océano. Luego, sus heces liberan nitrógeno al suelo. Las bacterias del suelo luego convierten la sustancia en óxido nitroso, un gas de efecto invernadero.

“Para nosotros está claro que el nivel de óxido nitroso es muy alto en lugares donde hay pingüinos —y por lo tanto guano— y viceversa, más bajo en lugares donde no lo hay”, explica Elberling.

«Si bien las emisiones de óxido nitroso en este caso no son suficientes para afectar el presupuesto energético general de la Tierra, nuestros hallazgos contribuyen a nuevos conocimientos sobre cómo las colonias de pingüinos afectan el medio ambiente que los rodea», dice Elberling. .

“Deberíamos aprender de esto en relación con la agricultura danesa, donde los fertilizantes nitrogenados emiten grandes cantidades de óxido nitroso en los campos. Una de las cosas que podemos aprender, por ejemplo, es cómo y cuándo fertilizar con respecto a las condiciones óptimas para que las bacterias del suelo produzcan óxido nitroso ”.

Los coautores son de la Universidad de Copenhague y la Universidad de Nanjing en China.

Publicado el día LUNES 30/Agosto/2021


    Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales Beneficios Fiscales

    Curiosidades

    Empresarial

    Tecnología

    Deportes

    Espectáculos

    Inters

    Cartelera

    Local

    Nacional

    Internacional

MULTIMEDIA